Squirting, Haz que tu mujer swinger los tenga

Squirting, Haz que tu mujer swinger los tenga
5 (100%) 1 vote[s]

Squirting, Haz que tu mujer swinger los tenga

El Squirting es algo que, aunque no lo creas todas las mujeres pueden llegar a experimentar y por extraño que parezca algunas lo reprimen e incluso también depende de las habilidades del hombre para que esta obtenga este tan alto placer.

La eyaculación femenina no es igual a la del hombre y en general se parece más a la micción que a la eyaculación, es por este dato que algunas mujeres se limitan ya sea por miedo o pena.

Pero justo esa sensación o pena puede llegar a que algunas mujeres justo antes del momento se detengan aun sacrificando el placer extremo del Squirting.

También te puede interesar leer “Squirting en el Swinger, la lluvia de oro”

El que tu como hombre obtengas la habilidad de brindar a una mujer una eyaculación de este tipo va a hacer que ella quede profundamente alucinada ya que lo que ella experimentará va a sobrepasar cualquier cosa antes vivida.

Las técnicas son múltiples, pero como cada mujer es diferente debes experimentar con varias técnicas basadas en el sexo oral y utilizando como mayor arma tus dedos.

Siendo la vagina de una mujer es muy compleja así que tu trabajo será descubrir el ritmo y condición adecuada para que ella experimente en carne propia el Squirting.

Y aunque no lo parezca el que cambies su estado de percepción es importante, como ya te mencionamos muchas mujeres tienen miedo a experimentarlo, sin embargo, si siembras la confianza necesaria en ella y utilizas la técnica lo van a lograr juntos.

Ahora ponte atento porque te vamos a dar varios pasos para que el Squirting sea algo posible.

El inicio

Lo primero que debes hacer es colocarla en un estado de relajación y eso puedes conseguirlo por medio de la estimulación del sexo oral.

El lamer y chupar sus labios vaginales para humedecerlo e incluso dando un poco de placer al clítoris será un gran inicio.

Usar tus dedos

Cuando esta lo suficientemente húmeda es hora de utilizar los dedos para que empiece a sentir una estimulación interna.

Uno o dos dedos con firmeza entrando lentamente por su vagina ayudaran a que el placer siga subiendo. Si por algún motivo sientes que esta muy tensa intenta primero con uno y luego añade el otro.

El punto G

Lo más importante viene ahora y es que cuando estas adentro ya podrías tener la posibilidad de tocar su punto G, justamente la parte interna de su clítoris que es donde ella sentirá mucho más placer.

Frota fuertemente ambos dedos, a este punto vas a notar que ella empezará a realizar movimientos intensos y su respiración se volverá mucho mas rápida. De forma interna su punto G empezará a hincharse y es justo ahí cuando el momento del clímax se acerca.

Sensación de orinar

Cuando esta cerca del punto del clímax ella sentirá que tiene ganas de orinar, pero justo es ahí cuando debes dar seguridad y no parar, aunque ella lo esté pidiendo.

Una vez que la sensación de orinar empiece a aplacarse es cuando el punto de no retorno empezara a acercarse para el momento de la eyaculación a chorros.

La eyaculación

Tu continua con tu trabajo porque es justo ahí cuando ella comenzara a correrse, sus gemidos y gritos invadirán la habitación para que empieces a ver un líquido claro e inodoro.

Algunas mujeres podrían experimentarlo con un gran baño de liquido otras apenas con gotas, pero lo que si es cierto es que las sensaciones que ella experimente es algo que nuca va a poder olvidar.

Sigue los pasos, déjala correrse húmedamente, fuertemente y a chorros para que sea algo que disfruten ambos.

Si quieres conocer más sobre el Squirting da click en el enlace a continuación.

PasionLiberal

Staff PasionLiberal.com

Editora y colaboradora en PasionLiberal.com desde hace 5 años.
Staff PasionLiberal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.